miércoles, 30 de abril de 2008

Echo & The Bunnymen

El pasado sábado fuimos al concierto de una banda clásica de los 80, Echo & The Bunnymen. No es el grupo más conocido que salió de Liverpool pero han dejado para la historia unos cuantos temas dignos de mención, sobre todo dentro de la esfera oscura de estilo post-punk.

El grupo se formó a finales de los setenta de la mano del vocalista Ian McCulloch, acompañado por sus dos amigos Will Sergeant y Les Pattinson, y una caja de ritmos que, según la leyenda popular, se llamaba Echo. Tuvieron un éxito discreto, aunque dos de sus temas aparecieron en las bandas sonoras de dos películas de culto:
“Jóvenes ocultos” (1987), donde interpretaban su versión de la canción de The Doors “People are strange”, y “Donnie Darko” (2001), con su composición más famosa “The killing Moon”.

En 1988 Ian McCulloch abandonó el grupo y, aunque intentaron reemplazarlo y continuar su andadura, la banda terminó finalmente disgregándose a principios de los noventa. En 1997 volvieron a reunirse con su formación original y editaron nuevos discos, con un sonido más rockero aunque influenciado siempre por los acordes post-punk de sus inicios.

El concierto que se celebró este fin de semana en La Laguna formó parte de los actos dedicados al Festival Internacional de Benicàssim (FIB) y en él también tomaron parte El Guincho y los tinerfeños The Mistake. El plato fuerte de este festival denominado Ecos 08 fue precisamente la presencia de Echo & The Bunnymen, que sonaron francamente bien y encandilaron a una audiencia ya muy entrada en la treintena en general y bastante entendida, al menos entre las primeras filas.


Parece que el pacto con el diablo de
Ian McCulloch funciona a la perfección, ya que mostró una imagen de lo más rejuvenecida bajo sus inseparables gafas de sol y en ningún momento le patinó la voz (a pesar de los whiskitos y los cigarros que se fumó durante el concierto, aprovechando que era al aire libre). Los demás “bunnymen” ya soportan un poco peor la edad pero en el escenario lo que importa realmente es la música, y tanto ellos como los jóvenes músicos de apoyo que les acompañan suenan genial.

Aunque su canción más conocida es sin duda “The killing Moon” yo he querido que suene aquí otra más reciente, incluida en su disco de 2001 “Flowers” y que se titula “It’s alright”. También he querido probar la utilidad de vídeo de blogger y he subido un fragmento de la interpretación de “The killing Moon” del pasado sábado. El sonido no es muy bueno pero para los que no conozcáis a la banda así os hacéis una idea de cómo actúan Echo y sus conejitos.


martes, 29 de abril de 2008

Bollitos de pan integral con salvado

Desde que hice mi primer pan no puedo evitar experimentar con las masas casi cada fin de semana. Mi último intento lo realicé con levadura en polvo, de la que viene en sobrecitos y una mezcla de harinas con salvado. El resultado es de los que más me ha gustado hasta ahora.

Los ingredientes para estos bollitos son: 200 gramos de harina de fuerza, 200 gramos de harina integral, cuatro o cinco cucharadas grandes de
salvado, un sobre de levadura de panadería en polvo (yo usé la de la marca Vahiné), unos 150 ml. de agua a temperatura ambiente, dos cucharadas de aceite de oliva y una cucharadita de sal. A pesar de que siempre mido el agua, rara vez la uso toda y casi siempre empleo más harina para amasar, así que las medidas son un poco variables.

El primer paso es mezclar todos los ingredientes secos, harinas, salvado, levadura y sal. Una vez bien preparados, se agrega el aceite y el agua poco a poco a medida que se amasa. Serán necesarios unos 10 minutos de amasado aproximadamente, hasta que se forme una bola compacta, no pegajosa y bien mezclada. Este preparado se dejará reposar en un recipiente tapado con un trapo durante unas dos horas.

Transcurrido ese tiempo, durante el cual la masa habrá duplicado su volumen, se elimina el aire y se le dan dos o tres vueltas, para luego cortarla en pequeños trozos e ir formando los bollitos. Yo les di forma redonda pero pueden tener la forma que se desee, como barritas o cualquier otra figura. Se dejarán sobre una bandeja forrada con papel de horno (yo uso el Hogarflon antiadherente) unos quince minutos más, para luego hacerles los pertinentes cortes sobre cada bollo. Mientras, se precalienta el horno a unos 180º.

Se introduce la bandeja con los panes y se hornean unos 25 minutos, más o menos dependiendo de cada horno. Como son porciones de masa pequeñas se harán enseguida. Al sacar la bandeja se dejarán enfriar los bollitos sobre una rejilla.


La verdad que el sabor de estos panes ha resultado fantástico, bastante crujientes por fuera y con la miga compacta, como a mí me gustan. El proceso de preparación no difiere mucho de los otros panes que he hecho, con la diferencia de que con este
tipo de levadura el tiempo de espera se reduce a la mitad, puesto que se activa mezclada ya con la masa. Requieren menos esfuerzo y se obtiene unos panes deliciosos.

domingo, 27 de abril de 2008

Seda

El propio autor de esta novela, el italiano Alessandro Baricco, advierte que este libro no constituye una novela como tal, pero tampoco un cuento, sino solamente una historia que se va desgranando. Y no es ni más ni menos que eso, una pequeña historia de amor donde se entremezclan sentimientos con otros sentimientos contenidos, con ciertos miedos, dolores, pasiones.

He de reconocer que el primer motivo por el que escogí leer este libro fue su extensión, puesto que necesitaba una lectura breve y ligera que no me exigiera demasiada concentración ni tiempo. “Seda” cumplió esos requisitos y además se convirtió en un bálsamo relajante, puesto que en ningún momento me vi obligada a leer por otra razón que no fuera el interés por lo que me estaban contando. Ayudaron en este caso también los capítulos extra cortos, algunos de apenas un par de párrafos.

*** Spoilers! ***

Esta novela corta cuenta la pequeña aventura personal de Hervé Joncour, un fabricante de seda francés que a mediados del siglo XIX inicia un peligroso viaje a Japón para comprar huevos de gusano de seda. Los gusanos europeos adolecen de una enfermedad que les impide culminar el proceso de creación de
hilo de seda, mientras que el cerrado Japón de aquella época todavía mantiene sus producciones intactas. Joncour verá cómo poco a poco su viaje de trabajo se irá convirtiendo en una aventura personal que le invadirá y supeditará sus pasos.

El terrateniente encargado de suministrarle los huevos tiene una esposa que cautiva a Joncour, siendo el sentimiento mutuo. Su relación se mantiene año tras año en un extraño punto de fascinación, de amor platónico, de intangible obsesión. Al mismo tiempo, Hélène, su esposa francesa, siente que su marido se aleja de ella más emocionalmente que físicamente y decide poner fin a esa pasión oriental. Escribe una carta anónima desde la piel de la mujer que su marido desea, poniendo fin a esa tensión sexual que habita en la distancia entre ellos.

*** Fin de Spoilers! ***

Aunque hacia el final del libro la historia se torna un poco confusa, en general mantiene bien la atención y consigue transmitir algo de la emoción contenida de los protagonistas. Pero nunca emociona del todo, se queda siempre a mitad de camino, aunque tampoco da la impresión de que la novela esté incompleta. Es una pequeña obra de fácil lectura pero difícil comprensión si nos empeñamos en darle vueltas.

Se ha hablado bastante de si “Seda” es una novela machista, de si la actitud de sometimiento de la joven japonesa es ridícula, de si la historia es muy cursi… Antes de nada hay que tener en cuenta que para mí la obra es bastante fiel a la época en que se sitúa, mediados del siglo XIX, y que Japón siempre ha sido un país de tendencias patriarcales. Sobre el romanticismo un poco ñoño… es que las historias de amor suelen ser así y quizás la única diferencia entre las que nos llegan y las que no se sitúa sólo en la cercanía de lo que nos cuentan. También se ha criticado la brevedad de los capítulos, cuando para mí esa característica no tiene en absoluto ninguna pega, más bien al contrario hace la lectura más adecuada al tiempo de que dispongamos; creo que tener que dejar un capítulo a medias es más frustrante en cualquier caso. Por eso, creo que muchas de las críticas que he leído sobre este libro no son del todo justas.

Alessandro Baricco, escritor italiano nacido en 1958, publicó “Seda” en 1996, convirtiéndose en un best-seller en varios países, aunque su autor ya había editado antes otros dos libros y ya tenía en marcha un taller de escritura de reconocido prestigio. Se ha dedicado también a escribir ensayos, obras de teatro y ha participado en varios programas de televisión sobre literatura. Son muchos los detractores del estilo de Baricco, una mezcla de mundo real y onírico que no es comprensible para muchos lectores. No sé si es estilo tan personal será el ideal para novelas más largas, pero al menos en este libro la narración encaja perfectamente y hace de este libro una lectura notable.

El libro fue adaptado al cine en una película de 2007 que se tituló también
“Silk”, interpretada por Keira Knightley y Michael Pitt entre otros. Si tengo ocasión la veré para comprobar si la novela ha tenido buena caída en la gran pantalla, aunque la puntuación de la cinta en el IMDB no augura nada bueno ya que apenas supera el aprobado.

sábado, 26 de abril de 2008

Domótica, el futuro cercano

Aquello de "Kitt, te necesito" que David Hasselhoff hizo famoso en “El coche fantástico” puede dejar de ser ficción si la tecnología continúa su avance imparable. Por ahora, ya se puede llevar en la muñeca un aparato similar al que se usaba en la famosa serie para comunicarse con el coche y que en este caso controla todos los electrodomésticos por medio de la voz.

Este novedoso dispositivo, que tiene forma de pulsera, se llama Maior Vocce y ha sido diseñado por
Fagor. Con él se podrán controlar las luces, la calefacción, las persianas e incluso el agua, además de los electrodomésticos que se deseen. Está especialmente diseñado para personas discapacitadas, con problemas para realizar por sí mismos las acciones más elementales en sus hogares. La compañía Fagor instalaba hasta ahora servicios de domótica en el hogar que se activaban a través del móvil o pulsando determinados botones. Con este nuevo sistema se pretende simplificar el proceso, que sólo haya que apretar una única tecla para iniciar la actividad y que el resto se haga íntegramente por voz.

El aparato reconoce cualquier tipo de voz, sin necesidad de programarlo previamente, y funciona a través de radio, lo que le permite ampliar la distancia de actuación en viviendas de unos 120 m2. Hasta ahora, casi todos los controles remotos de estas características funcionaban vía
infrarrojos, lo que obligaba a mantener un contacto visual con las máquinas. Para que Maior Vocce trabaje sólo hace falta instalar dos pequeños nódulos en el cuadro eléctrico central, unos interfaces de usuario y los interruptores automáticos necesarios en cada aparato. El precio de la versión más básica es de 1.300 euros, aunque varía según la cantidad de electrodomésticos que se deseen controlar con él.

La
domótica o automatización de viviendas es una especialidad en auge en los últimos años, sobre todo entre los más pudientes económicamente puesto que todavía no resulta barato adecuar una casa a estos sistemas. En este vídeo de Fagor podemos ver una explicación detallada y algunos ejemplos prácticos del funcionamiento de Maior Vocce, que no es más que el principio de la aplicación de la inteligencia artificial al bienestar doméstico. La empresa de electrodomésticos lleva ya varios años instalando sistemas domóticos en viviendas de la línea Maior Domo, que incluyen detección de incendios e inundaciones, control de luces y calefacción, y sistemas de alarma.

Se trata de una tecnología fascinante que ya viene de serie en determinadas construcciones de lujo y que poco a poco se estandarizará para hacernos la vida más fácil y cómoda. Lo de que suene el despertador, se suban las persianas y se encienda la cafetera todo programado sin tener que tocar nada, ya me ha convencido :D

*** Foto publicada en
El Mundo.es.

viernes, 25 de abril de 2008

Mia Sarah

Hace algún tiempo me prometí a mí misma ver más cine español, no porque crea que realmente merece la pena, sino para poder hablar bien o mal con conocimiento de causa y no guiándome por las tres películas que destacan a lo largo del año. En general, la cinematografía de nuestro país está repleta de vicios adquiridos, temáticas repetitivas y una gran falta de originalidad, pero de vez en cuando puede aparecer alguna que otra sorpresa.

En el caso de "Mia Sarah" (2006) me llamó la atención el género, puesto que se trata de una comedia romántica a la vieja usanza, con toques de fantasía, sin estridencias, sin sexo, sin efectos especiales, con un guión diferente (aunque con serios altibajos) y con muy buena intención. El reparto, encabezado por Verónica Sánchez y Daniel Guzmán no es que prometiera milagros pero son dos intérpretes con proyección y buen oficio, en esta película muy bien arropados por el veterano Fernando Fernán Gómez, el joven Manuel Lozano y la maravillosa para mí Diana Palazón.

*** Spoilers! ***

Los padres de Marina murieron en un accidente de tráfico hace tres años y desde entonces su hermano pequeño Samuel sufre agorafobia. Marina contrata un psicólogo tras otro para ayudarle pero él se libra de ellos en cuanto puede ayudado por el fantasma de su abuelo, quien le va narrando su vieja historia de amor para que la escriba. Marina sufre para llegar a fin de mes y la situación es casi insostenible con los continuos fracasos de los profesores de su hermano, hasta que llega Gabriel a la casa, un joven psicólogo con unos métodos diferentes y mucho más efectivos.

Samuel y su abuelo Paúl Dávila intentarán también deshacerse de este nuevo loquero, pero todo cambiará cuando Gabriel se enamora de Marina. El psicólogo, que apenas tiene experiencia con las mujeres y al que su ex-novia abandonó por un exitoso médico, no sabe cómo manejar la situación y se deja guiar por la sabiduría de abuelo y nieto para conquistar a la chica. Su antigua novia, Gabriela, que lo llama compulsivamente cada noche para contarle sus comeduras de coco, acaba por aconsejarle también en su aventura amorosa. Las intervenciones del personaje de la ex-novia, Gabriela la "psicóloga de ballenas", interpretada por Diana Palazón, son para mí casi los mejores momentos de la cinta.

*** Fin de Spoilers! ***

Con un planteamiento tan simple se consigue una bonita historia, aunque bien contada sólo a ratos. La ambientación es perfecta y hay escenas dignas de cualquier comedia romántica de Meg Ryan que estoy segura que el público valoraría mucho más que en "Mia Sarah". El estigma de "cine español" es a veces difícil de eliminar o superar para que se vea más allá y se llegue a disfrutar de la película en sí sin ningún tipo de etiqueta.

No es en ningún caso una película perfecta, de hecho no pasa de ser un entretenimiento sin más, que no marca ni transmite más allá del momento del visionado, como en cualquier otro producto del género. Pero es una obra diferente, arriesgada en su contenido, sincera en su ejecución y hasta cierto punto original. Claro está que también tiene importantes defectos, como la falta de comprensión de algunas partes, o escenas inconclusas que luego se quedan colgadas en medio de la nada. A pesar de ello, la película tiene un final correcto (muy predecible, pero correcto) y deja un buen sabor de boca.

Es una película sin más pretensiones que mostrar una historia romántica con final feliz tan abundantes en el cine de otros países y tan poco trabajado en España. No me entusiasman por lo general este tipo de comedias pero valoro el esfuerzo de los responsables de esta película, dirigida y co-escrita por el debutante Gustavo Ron y en la que trabajó un primo mío como asistente de dirección. Juro que acabo de enterarme de esto último buscando información sobre la película y que no me paga para poner el post ni nada :P

La película también tiene como aliciente la presencia de Fernando Fernán Gómez en su última interpretación antes de morir. Además he de hacer un comentario específico sobre la música, una banda sonora compuesta por César Benito juguetona, cristalina, digna de cualquier otra película de estilo similar y mayor presupuesto. No olvidemos que estamos ante una película modesta, una opera prima rodada con mucha más ilusión que medios. Según esto, el resultado es más que satisfactorio aunque no deja de ser sólo y simplemente lo que es: una comedia romántica de libro.

miércoles, 23 de abril de 2008

Tino Casal

Posiblemente uno de los iconos más recordados de la movida de los ochenta en España sea Tino Casal. Este artista asturiano dedicó gran parte de su talento a la música, tanto en composición e interpretación como en producción, para sí mismo y para otros grupos del momento. Trabajó también durante esa etapa su faceta como pintor, escultor y diseñador, marcando el estilismo de gente como Obús o Azul y Negro e incluso colaborando con Alejandro Sanz años más tarde en la producción de su primer disco.

Tras iniciar varios proyectos con otros músicos, Tino Casal encontró su identidad propia y publicó en 1981 su primer disco en solitario. Tanto este primer trabajo como los posteriores llevaron siempre su sello de identidad a través de su voz, pero también con las versiones de grandes clásicos que Casal incluía en sus discos con modernos arreglos. Sus composiciones eran arriesgadas, diferentes, descaradas y muy influenciadas por unos sonidos electrónicos y una apertura musical que en nuestro país apenas despuntaba. Se notaba mucho la inteligencia y seguridad de un músico ya de 30 años que tenía las ideas muy claras y con unas inquietudes artísticas excepcionales.

Su actividad comienza a ser muy conocida en el entorno pop del momento, hasta que un esguince de tobillo durante un concierto en 1985 le aparta temporalmente de la música. Ansioso por volver al trabajo, Tino Casal acelera su recuperación automedicándose y su pierna empeora de tal modo que está a punto de perderla a causa de la necrosis. A partir de entonces necesitará la ayuda de un bastón que le acompañará en casi todas sus apariciones públicas, objeto que él supo integrar a la perfección en su look glamouroso y diferente, añadiéndole ciertos toques de divismo muy acordes a su imagen.

En 1987 publicó "Lágrimas de cocodrilo", uno de sus mejores discos y en el que se incluía esta versión que suena de "Eloise", tema interpretado por Barry Ryan en 1968. La canción fue un rotundo éxito, quizás el mayor de su carrera tras el "Embrujada" de 1983. Sus inquietudes artísticas le llevaron a centrarse a partir de entonces mucho más en la pintura, aunque no dejó de componer y colaborar con otros cantantes. Pero en septiembre de 1991 un trágico accidente de coche truncó su carrera justo en el momento en el que lo peor parecía que ya había quedado atrás.

Su muerte dejó un profundo vacío en la esfera del arte española y desde entonces ha sido objeto de multitud de homenajes en agradecimiento a su aportación a la música y su creatividad. Su estética inconfundible, cargada de terciopelos y dorados, sigue marcando una época para los que vivimos parte de aquellos momentos irrepetibles de explosión artística. Muy recomendable el vídeo de "Eloise" que se hizo para el disco-homenaje "Casal Vive" en 2000, donde se pueden ver fragmentos de sus actuaciones televisivas y donde queda patente su personal estilo.

martes, 22 de abril de 2008

Matemáticos españoles resuelven el Problema de Fekete

Ni que decir tiene que yo de matemáticas entiendo más bien poquito, que no tengo ni idea de lo que son los puntos del buen hombre éste ni para qué sirve exactamente haber solucionado este problema centenario. Pero creo que es de justicia comentar hoy que han sido matemáticos españoles los que han puesto solución a esta duda matemática denominada en inglés "Distribution of points in the 2-sphere" y que se mantenía desde hace casi un siglo.

El trabajo ha sido llevado a cabo por un grupo de cuatro expertos del departamento de Matemática Aplicada III de la Universidad Politécnica de Catalunya y se puede leer íntegramente aquí (en inglés). Con este estudio pretenden demostrar que el problema de Fekete se puede resolver de modo afirmativo y para ello han utilizado la capacidad del superordenador gallego FinisTerrae, que posee la mayor memoria compartida de Europa. El equipo está gestionado por el Centro de Supercomputación de Galicia, que ha colaborado también activamente en este trabajo que ha exigido más de 350.000 horas de cálculo.

En esencia, la solución a esta cuestión matemática permitirá mejorar la estabilidad de las moléculas en la industria química. El problema se centra precisamente en la distribución de partículas en la superficie de una esfera, calculando la energía potencial de cada grupo de puntos. Hallada esta solución práctica al desafío, sólo faltaría el refrendo de la comunidad internacional del entorno científico para poder aplicarla como válida.

Las teorías expuestas por el matemático israelí Michael Fekete no se encontraban entre los Siete Problemas del Milenio, planteados por el Clay Mathematics Institute de Cambridge, en Massachusetts. Este centro premia con un millón de dólares a aquellos que consigan confirmar alguno de los problemas irresolubles del mundo matemático, como la Conjetura de Hodge, la Teoría de Yang-Mills o la Hipótesis de Riemann. Sí que se encontraba el desafío de Fekete en la lista de problemas elaborada por el matemático Stephen Smale, que incluye hasta 18 retos en espera de solución.

domingo, 20 de abril de 2008

Paisajes deliciosos

Hace unas semanas Natacha publicó en su blog culinario "La cocina de mis sueños" algunas de estas imágenes, realmente sorprendentes por su plasticidad y creatividad. Son fotografías realizadas por Carl Warner, un fotógrafo británico que dedica gran parte de su obra a la naturaleza muerta dando prioridad a las luces y los colores.

Hoy aparece en la edición digital de El Mundo un reportaje sobre este artista y el proceso que sigue para crear estos magníficos paisajes comestibles. Warner, nacido en Liverpool en 1963, está especializado en fotografía publicitaria y ha trabajado intensamente en Gran Bretaña, Francia y otros países de Europa en los últimos 20 años.

Su principal intención con estas composiciones de alimentos, que él ha denominado exactamente "food-scapes" (paisajes de comida), es dar una sensación tridimensional, con una estética muy cuidada. Además, algunas de sus imágenes han sido usadas para la campaña publicitaria de la cadena de supermercados británica Sainsbury y otras se incluirán en un libro que fomentará la alimentación saludable en los niños.

Estos paisajes se componen de todo tipo de alimentos, desde vegetales como brócoli, patatas, coliflor, tomates, pasando por panes y semillas, y distintos tipos de embutidos, quesos, pescados y carnes. Todo producto fresco y comestible tiene cabida en estas impresionantes obras que pueden adquirirse en forma de fotografía a un precio de entre 100 y 500 libras (125 a 630 euros aproximadamente). Cada fotografía conlleva un trabajo de producción muy intenso y varios días de retoque posterior con Photoshop para obtener estos increíbles resultados.

sábado, 19 de abril de 2008

Empanada de manzana

Recuerdo a mi abuela materna haciendo esta receta cuando yo era pequeña, y el olor que impregnaba la cocina en cuanto la empanada salía del horno. Con sus variaciones y adaptaciones propias de mi dieta, me he atrevido a prepararla y ha quedado casi igual a la que hacía mi abuelita, al menos en esencia.

Los ingredientes básicos de este dulce son de lo más común: masa para empanada, dos manzanas, azúcar moreno y canela. Lo bueno de la receta es preparar uno mismo la masa, embadurnándose de harina y haciendo malabares con el odiado rodillo. Para ello yo usé un vasito de agua (aproximadamente 100 ml.), la misma medida o un poco menos de leche desnatada, unos 40 ml. de aceite de girasol, media cucharadita de levadura de respostería y harina de trigo normal. La harina la fui echando según me la pidiera la masa, pero al peso fueron unos 400 gramos.

Una vez preparada la masa y, mientras reposa unos minutos, se pelan y cortan las manzanas en gajos, más o menos finos según se desee, aunque teniendo en cuenta que siempre merman un poco tras la cocción. Se puede usar cualquier
tipo de manzana, pero yo utilicé la variedad golden porque creo que es más dulce y menos harinosa que las demás.

Luego se coge un pequeño trozo de masa y se estira con el rodillo hasta crear la base de la empanada. Yo puse un poco de papel de horno en un molde metálico rizado de 20 cm. y ajusté a él la masa. Espolvoreé un poco de azúcar moreno sobre el fondo y fui colocando las manzanas de forma circular, como en cualquier tarta de manzana convencional, intentando tapar todos los huecos. Se pueden hacer dos o tres capas de manzanas, para que la empanada quede más jugosa. Por encima ponemos un poco más de azúcar y un poquito de canela.

Preparado esto estiramos otra porción de masa y cubrimos la empanada. Cerramos bien los bordes y pinchamos con un tenedor unas cuantas veces la superficie para que no se hinche con el calor. Tras precalentar el horno a 180º, introducimos la empanada unos 30 minutos o hasta que veamos la masa dorada por encima. Transcurrido ese tiempo sacamos y dejamos enfriar, aunque se puede tomar templada, que es como más rica está.


Las medidas de esta receta me llegaron para preparar dos empanadas en moldes de 20 cm., e incluso me sobró un poco de masa. Lo ideal sin embargo sería añadir una manzana más a cada empanada para que el relleno quede más grueso y compacto.

jueves, 17 de abril de 2008

Últimas noticias del paraíso

Este libro me ha parecido una copia un tanto absurda de “El guardián entre el centeno”, que critiqué hace unas cuantas semanas como un libro que leído de adulto no aporta absolutamente nada. Pues en "Últimas noticias del paraíso", de Clara Sánchez, sucede algo parecido, por lo que es una obra que no podría recomendar a lectores de más de 18 años. No he leído nada más de esta autora, así que no sé si este libro es un buen o mal ejemplo de su estilo.

Aunque es difícil destripar nada porque el argumento no tiene mucho sentido, mantengo los spoilers por si alguien quiere aventurarse en su lectura.

*** Spoilers! ***

Fran es un adolescente que crece en una moderna urbanización a las afueras de Madrid, con un padre siempre ausente y una madre sufridora que acaba siendo abandonada por su esposo y adicta a la cocaína. Con este plantel, Fran va contando sus experiencias en los últimos años antes de entrar en la vida adulta, sus impresiones de la gente, sus vecinos, sus amigos y sus sueños.

Su mejor amigo, Edu, desaparece un buen día después de haber hecho mucho dinero trabajando para su cuñado, un gángster mexicano. Fran malgasta su vida pensando sin cesar en chorradas que no aportan nada, soñando con ser rico sin mover un dedo y tirándose a las mujeres que simplemente caen en su camino, sin esforzarse nada más que en pensar, da la impresión. Y ya está.

*** Fin de Spoilers! ***

El relato, como he dicho, recuerda peligrosamente al tono desafiante y desesperanzador de Salinger, aunque según algún experto la novela de Clara Sánchez pretende hacer un análisis de las nuevas sociedades burguesas de las urbanizaciones, la frialdad e inconexión de sus moradores, la globalización, la repetición de comportamientos vacíos. Básicamente yo no he visto nada de eso, o al menos no me ha transmitido ninguna reflexión tan profunda.

La novela me ha aburrido bastante y sólo he conseguido meterme en la historia en momentos muy puntuales. Cuando una lectura se convierte en un suplicio ya poco más te puede aportar, aunque tenga un final impresionante, porque te pasarás todo el tiempo pensando por qué coño el autor no ha escrito así el resto del libro. Aún así, en este caso el final está acorde con el resto del relato, insulso.

“Últimas noticias del paraíso” se publicó en 2000 y ganó ese año el
Premio Alfaguara de Novela. Para mí hay dos opciones: o el jurado estaba borracho, o tela cómo tenían que ser las otras obras que se presentaron. Para mí es un libro muy flojo, una sucesión de pensamientos ridículos desde un punto de vista adulto, e incomprensibles desde un punto de vista más infantil. Quizás habiéndolo leído en el momento justo habría sido diferente mi impresión, quién sabe. Hoy por hoy, suspenso en toda regla.

miércoles, 16 de abril de 2008

Duran Duran

Continuando con la pasión ochentera, he querido rescatar también a otro grupo de la época que sigue activo hoy en día aunque nunca han vuelto a tener el enorme éxito de sus primeros temas. Se trata de Duran Duran, una banda británcia creada a principios de la década de los 80 por un grupo de compañeros de colegio que fueron los mayores abanderados del movimiento de los nuevos románticos en Gran Bretaña, junto con otro de los grupos más escuchados del momento, Spandau Ballet.

"Planet Earth" fue su primera canción conocida en el entorno musical de su país, aunque el verdadero revuelo llegaría con "Girls on film", un tema que salió al mercado acompañado de un vídeo que fue prohibido en la BBC y editado para poder ser emitido en otras cadenas de televisión debido a su fuerte contenido sexual. Duran Duran se aprovechó de esa situación y sus miembros disfrutaron de la nueva etiqueta de provocativos que se les colgó desde entonces. Su vocalista, Simon Le Bon, se convirtió también por entonces en uno de los hombres más deseados. Enseguida dieron el salto a Estados Unidos y coronaron las listas de éxitos de otros muchos países.

Pero a mediados de la década comenzaron a aburrirse del sonido new wave e intentaron acercarse a un estilo más rockero. Algunos de sus componentes decidieron también tomarse descansos o probar suerte con otros proyectos, así que el quinteto se convirtió en un trío. Sin dejar nunca de trabajar como grupo, pasaron por varias etapas de auge y decadencia, con varias incorporaciones y abandonos pero siempre al pie del cañón. A principios de los noventa vivieron un tímido resurgir y así han seguido hasta la actualidad, editando varios recopilatorios y componiendo temas para distintas causas sociales y eventos.

Aunque no están en el punto más alto de su carrera, siempre estarán ahí alguno de sus temas más conocidos como "Wild boys" (con otro impresionante vídeo musical), "Ordinary world", "A view to a kill" o "Notorious", incluida en su disco de 1986 y que fue la primera canción de ellos que conocí; como toda buena hermana pequeña, escuchaba a escondidas la música que tenía mi hermana en cassette y menos mal que era en inglés y no me enteraba de mucho, porque muy adecuado para una niña de 12 años no era aquello :D

He elegido precisamente "Notorious" para ilustrar esta nueva semana musical ochentera. Ah, y por si os gusta ese horroroso y descontrolado mundo, también tienen MySpace :P

martes, 15 de abril de 2008

Infiltrados (The departed)

Bien, tengo que reconocer que temía sobremanera ver esta película por varios motivos. El Martin Scorsese de los últimos años no tenía nada que ver con el que a mí me encandiló con obras maestras como “Taxi driver”, “Toro salvaje”, “Uno de los nuestros” o “Casino”. De repente se volvió romántico y sus películas de malos (muy malos y menos malos) pasaron a un segundo plano.

A pesar del reconocimiento a sus últimos trabajos, me resistía a ver “Infiltrados”, el film que por fin lo había reconciliado con el Oscar.

Otro de los motivos para no ver esta cinta eran los protagonistas principales. Leonardo DiCaprio… oh, qué miedo. Matt Damon… oh, qué horror. Más un puñado de viejas glorias pasadas de kilos como Jack Nicholson, Alec Baldwin o Martin Sheen. No miedo, pánico me daba ver esta película.

Debo ahora tragarme mis palabras y mis miedos y reconocer que “Infiltrados” es una buenísima película, muy a la vieja usanza de gángsters propios del mundo scorsesiano, con todas las virtudes de un buen thriller de acción y suspense y, ciertamente, unas interpretaciones dignas de elogio.

*** Spoilers! ***

Para variar, el título en español no tiene nada que ver con la intención del original “The departed” (“los difuntos”). Para qué suavizar el título de una película en la que casi todos aquellos de los que se habla están muertos o lo estarán pronto.
Jack Nicholson hace aquí de Robert de Niro, para mí de un modo un poco menos brillante pero convincente. Él, Frank Costello, es el jefe de la mayor mafia de crimen organizado de Boston, donde la policía trabaja incansablemente para atraparle.

Ahí entran en escena dos jóvenes criados en los barrios irlandeses dominados por Costello, ambos policías que abordan su labor desde puntos de vista opuestos: Sullivan (
Matt Damon) es un recién salido de la academia de expediente intachable pero que trabaja en la sombra para el gángster, que lo protegió de pequeño a él y a su familia. Por su parte Costigan (Leonardo DiCaprio), criado en el seno de una familia pobre y conflictiva, debe demostrar que es digno de la confianza del sector policial infiltrándose en la banda de Costello.

Ambos mantienen por tanto una doble vida que acabará por consumir su existencia personal y sus energías. Como si del juego del ratón y el gato se tratara, la policía intenta descubrir al topo de Costello entre los inspectores de la comisaría, mientras que la banda criminal trata de señalar al chivato que informa a la policía de sus acciones desde dentro.

*** Fin de Spoilers! ***

La historia funciona, como ya funcionó cuando se rodó por primera vez en 2002 en Hong Kong, bajo el título de
“Mou gaan dou” (“Juego sucio”). De hecho, el éxito de la cinta propició la aparición de dos secuelas más al año siguiente. La versión americana de Scorsese incluye partes de las tres películas, con un resultado muy coherente en contra de lo que se podría pensar en un principio.

En general la historia me ha gustado mucho y la manera de contarla más todavía. La violencia de la cinta está justificada y las interpretaciones están muy centradas en el ambiente en que se sitúan los personajes, barrios de clase obrera con altos índices de delincuencia. Tengo que decir que entre DiCaprio y Damon me quedo de calle con el primero, para mí mucho más creíble y, dentro de lo poco que me gustan los dos, lo prefiero como actor. Parece ser que DiCaprio debía tener una nominación al Oscar por su trabajo en este film, pero al no poder dejar claro si era más protagonista que los demás finalmente se decidió no darle prioridad en la campaña de publicidad y eso influyó para no nominarlo.

El reparto al completo está muy bien escogido, a pesar de mis dudas iniciales, y también borda su trabajo. Sólo veo algunos fallos destacables de música, a veces un poco estridente, y montaje, que no entiendo cómo pudo ganar un Oscar habiendo trabajos de Thelma Schoonmaker mucho más correctos que éste. La fotografía del veterano Ballhaus, impecable.

Pese a estos pequeños detalles, la película me mantuvo en vilo las casi dos horas y media que dura, me creí todo lo que me contaron, sufrí con los protagonistas y, en definitiva, puedo decir públicamente que me reconcilié con el trabajo de Scorsese. Y a su vez creo que Scorsese se ha reconciliado con sus raíces cinematográficas y estoy segura de que “Infiltrados” se convertirá si no lo es ya en un clásico de su carrera. También comienzo a entender por qué ha convertido a Leonardo DiCaprio en su nuevo actor fetiche; sustituir a De Niro es difícil, pero los años no perdonan y hace falta sangre joven más acorde a los tiempos que corren, y DiCaprio parece que muestra más potencial que sus coetáneos.

sábado, 12 de abril de 2008

Ithaa Restaurant: Bajo el mar

En las islas Maldivas está situado el primer (y único hasta el momento) restaurante bajo el mar del mundo. Se trata del Ithaa Restaurant, un local perteneciente al complejo hotelero Conrad Maldives Rangali Island, filial de la lujosa cadena Hilton.

Este curioso restaurante, cuyo nombre significa “perla” en el idioma local, fue diseñado y construido en 2005 por la empresa
M.J.Murphy Ltd., expertos en proyectos subacuáticos. La estructura es un gran cilindro acrílico, situado a cinco metros bajo el nivel del mal, y que ofrece una vista panorámica de 180 grados a los comensales. El restaurante está unido por un túnel y una escalera en espiral a otro restaurante del complejo en la superficie.

El fondo marino del Océano Índico es aquí la mejor decoración para este pequeño centro culinario que tiene cabida para sólo 14 clientes en media docena de mesas. El menú que ofrece el
Ithaa Restaurant se compone básicamente de productos de temporada típicos de las islas adaptados a la cocina occidental y cuesta unos 200 dólares por persona (125 euros aproximadamente). Es necesario hacer la reserva con al menos dos semanas de antelación, puesto que el restaurante tiene una importante afluencia de turistas, en su mayor parte huéspedes del hotel.

Precisamente los clientes que se alojen en el Conrad Maldives Rangali Island dispondrán de una tarifa especial en el restaurante, ya que una noche en este hotel puede costar entre 500 y 1.500 dólares por persona, dependiendo del tipo de suite. Eso sí, con todas las comodidades imaginables.

viernes, 11 de abril de 2008

Tenis: David Ferrer

En casa solemos ver mucho tenis. Es uno de los deportes que más nos entretienen y por suerte en los últimos años hay muchos representantes españoles en los puestos más altos del Ranking ATP, lo que beneficia mucho a las retransmisiones de los partidos y la cobertura informativa de los torneos. Aparte de Rafa Nadal, del que ya hablé hace algún tiempo, entre los nacionales hay un jugador con el que disfrutamos especialmente: David Ferrer.

Ferrer es un alicantino de 26 años que se ha convertido por méritos propios en uno de los jugadores más temidos del circuito, sobre todo por sus potentes restos y su increíble capacidad de lucha. Actualmente es el número 5 del mundo, aunque consiguió situarse en el cuarto puesto durante algunas semanas y el año pasado alcanzó incluso la final del Masters de Shanghai con los ocho mejores tenistas del ranking, en la que perdió contra el todopoderoso Roger Federer.

El juego de David Ferrer, "Ferru" para sus amigos y seguidores, se caracteriza por un saque bastante potente y buenos golpes de fondo, todo ayudado por unos reflejos y una velocidad prodigiosa. Su juego vistoso hace que el público disfrute enormemente en sus encuentros y agradezcan la entrega que no se ve en otros deportistas. Quizás el punto más débil de Ferrer sea en ocasiones, y como les ocurre a muchos tenistas, la mente. La fortaleza mental para superar los momentos difíciles, recuperarse de un resultado adverso o dar la vuelta a un partido sigue siendo el talón de aquiles de gran parte de los tenistas en el circuito ATP, algo en lo que Rafa Nadal sí destaca por encima de todos los demás. Ferrer tiende a cabrearse consigo mismo y desconcentrarse más de lo necesario, costándole a veces demasiado volver al partido.

Son típicas también en Ferru las parrafadas consigo mismo que en muchas pistas se escuchan a través de los micrófonos de ambiente. En algunos partidos se insulta, se recrimina no haber dado éste o aquel golpe, muerde las camisetas y las toallas y a veces termina pagándola con la raqueta. "David, no tienes ni puta idea! Ni puta idea!" a grito pelado es lo más suave que se dedica cuando lleva una mala racha de golpes. Supongo que formará parte de una estrategia de ánimo para obligarse a mejorar cada día y, a pesar de esta agresividad en la pista, tiene fama de ser una buenísima persona y todo el mundo lo quiere en el entorno del tenis.

Otro de los puntos a favor de Ferrer es su página web, en la que él mismo se dirige a sus seguidores a través del foro. Allí cuenta sus impresiones de los partidos que juega e informa a sus fans de sus próximos torneos, algo que todos los aficionados valoran muchísimo; no es tan habitual que un deportista de élite mantenga esa cercanía con su público. Su grupo de incondicionales es bastante numeroso y le apoya en todo momento, confiando siempre en él y en su juego. Más que nunca se cumple la máxima de que para recibir también hay que dar, no como otros deportistas profesionales que se piensan que por el hecho de serlo ya deben ser admirados, aunque no den nada ni fuera ni dentro de las pistas.

miércoles, 9 de abril de 2008

A-ha

A-ha posiblemente sea el grupo musical noruego más conocido de todos los tiempos. Lo formaron en 1982 Paul Waaktaar, Magne Furuholmen y Morten Harket, que fue el último en incorporarse a la banda como vocalista. A pesar de que nunca han renunciado a sus raíces nórdicas, musicalmente hablando forjaron su carrera en el Reino Unido, donde en 1984 publicaron su primer sencillo, “Take on me”.

A pesar de que "Take on me" estaba predestinada a ser todo un éxito, eso no ocurriría hasta 1985, gracias al
vídeo musical de la canción que fue reconocido en los premios MTV de aquel año. Durante la década de los ochenta mantuvieron un alto nivel musical en el entorno tecno-pop y obtuvieron el favor de un público entregado, sobre todo con su cantante Morten Harket, que despertaba verdaderas pasiones.

Los noventa y las nuevas tendencias los relegaron a un segundo plano, como ocurrió con muchos otros grupos de la corriente ochentera que no quisieron o no supieron adaptarse a los nuevos sonidos. En 1994 anunciaron su separación y los tres músicos iniciaron unas tímidas carreras en solitario que tuvieron cierto éxito en su país pero escasa repercusión más allá de las fronteras de Noruega.

En el 2000 decidieron reunirse otra vez y publicar un nuevo álbum, que obtuvo una tan buena como inesperada aceptación. En los últimos años han publicado algún otro disco y recientemente han celebrado los 25 años del grupo, algo que ahora está muy de moda para aprovechar la oportunidad y sacar al mercado recopilatorios y material conmemorativo.

He de decir que conozco poco más de media docena de canciones de A-ha pero
Morten Harket me volvía loca a los 14 años, como a tantas otras adolescentes que compraban Super Pop por entonces. No sigo su carrera actual pero “Take on me” seguirá siendo un temazo para siempre.

domingo, 6 de abril de 2008

Lentejas

Si quieres las comes, y si no las dejas. O mejor me las das a mí, porque me encantan, jajaja. Soy una gran fan de las legumbres y tengo la suerte de que algunas de las que vienen cocidas en frasco de cristal, como las alubias blancas o los garbanzos, tienen buena calidad y buen sabor, por lo que son ideales para preparar una comida rápida. En el caso de las lentejas, siempre que me es posible prefiero utilizar las secas y cocinarlas en la olla express, que apenas lleva 15 minutos.

Aunque mucha gente le llama lentejas guisadas o potaje de lentejas, yo siempre le he llamado a este plato “lentejas” sin más. Como hace mucho tiempo que no puedo cocinar con los típicos ingredientes de unas lentejas tradicionales (carne, chorizo, jamón) mi forma de prepararlas es estrictamente vegetariana. Mis ingredientes son: lentejas (yo uso castellanas, aunque las pardinas o cualquier otra clase valdría igual), patata, zanahoria, calabacín, cebolla, ajo, sal, pimentón dulce, aceite de oliva y, a veces, si tengo abierto un bote de tomate natural triturado, le añado un par de cucharadas. De manera opcional se le puede poner también puerro y pimiento verde, aunque mis ingredientes básicos son los anteriores.

Lo primero es echar un chorrito de aceite en la olla y dorar en él la cebolla picada y el ajo. Tras este proceso se añadirán el resto de las verduras peladas y troceadas muy pequeñas y por último las lentejas. Yo no suelo dejar las lentejas en remojo, pero podéis hacerlo si os acordáis, jeje, siguiendo las indicaciones del paquete. En la olla rápida nunca se me han quedado duras ni se me han pasado, así que lo único que hago es lavarlas un poco en un colador antes de echarlas. Por último se añaden los aderezos, sal y pimentón y se cubre de agua, unos dos o tres dedos. Se cierra bien la olla y se espera a que el aroma inunde la cocina :). Si no tenéis olla a presión podéis hacerlo en cualquier tartera normal siguiendo los tiempos de cocción que indica el paquete de las lentejas, que normalmente estará entre 30 y 45 minutos.

Es necesario recordar que todos estos platos mejoran con el tiempo, así que si podéis prepararlas por la noche para consumir al día siguiente estarán muchísimo más ricas. Aunque a primera vista parezca que están muy líquidas, pasado un tiempo siempre espesarán, así que tampoco es buena idea quitarles líquido. Si os sobra mucha cantidad, también se pueden congelar y aguantan así varias semanas hasta que queráis volver a incluirlas en el menú.

viernes, 4 de abril de 2008

Vamos con esa!! Vamos con esa!!


Hace unos días mi amiga Ruth me habló de este anuncio de la marca Condones Tulipán y, tras verlo, estuve un buen rato riéndome. Esta empresa argentina de preservativos tiene otros anuncios buenísimos, que han sido candidatos a varios premios internacionales. La mayoría de estos comerciales se pueden ver en la sección “publicidad” de la página web de Tulipán.

Muchas de estas publicidades han sido elaboradas por la agencia
Young & Rubicam, una prestigiosa empresa en su país que ha trabajado para compañías tan importantes como Danone, Bayer, Repsol YPF, Colgate o Visa. Desde siempre, los publicistas argentinos han estado entre los más originales y de su trabajo han salido algunas de las campañas más inteligentes y divertidas de todos los tiempos.

El anuncio de arriba se llama “Charlatán” y fue realizado por Young &Rubicam en 2001 para promocionar los preservativos de la línea clásica de Tulipán. El vídeo de abajo corresponde a otra marca de condones, Skin Less Skin, que extrañamente comercializa en Argentina una compañía dedicada a la higiene dental,
Grimberg Dentales. Será porque fabrican condones de sabores, no sé :P

miércoles, 2 de abril de 2008

La Casa Azul

A estas alturas ya a casi todo el mundo le suena La Casa Azul y el discotequero tema que he elegido para que suene en mi blog esta semana, "La revolución sexual". Aunque el grupo lleva desde 1997 haciendo un pop setentero con un marcado estilo soft y bubbblegum de los últimos sesenta, no fue hasta hace muy poco cuando salieron a la primera plana del universo musical.

Aparte de la canción "La revolución sexual", con la que fueron candidatos a participar en la edición de este año del Festival de Eurovisión, el alma de La Casa Azul, Guille Milkyway, ya había roto los moldes en internet hace un par de años con la campaña de publicidad para MTV "Amo a Laura". El vídeo de ese tema interpretado por Los Happiness, dos chicos y dos chicas con pinta de catequistas ñoños, se difundió por la red logrando despertar un interés inusual y movilizando a todos los internautas a favor o en contra de la virginidad que defendía la Asociación Nuevo Renacer, supuesta promotora de un boicot contra la cadena MTV.

La Casa Azul se ha mantenido siempre en la esfera independiente. Su productora, el pequeño sello Elefant Records especializado en indie pop, le permite a Milkyway trabajar en varios proyectos aparte de La Casa Azul, como compositor, productor y DJ. En los vídeos y las fotos del grupo aparecen también los demás componentes, David, Clara, Oscar, Sergio y Virginia, aunque es el propio Guille Milkyway en solitario el que actúa en todos los directos. Esta idea pretende seguir la estética de grupos como The Archies, una banda "ficticia" de finales de los sesenta tras la que se ocultaba un proyecto de estudio con varios músicos y un productor que supo aprovechar la iniciativa. Gorillaz es otro de los conjuntos que siguió esta estética virtual, con dibujos animados y personajes de cómic tras los que se ocultaban intérpretes reales que nunca aparecían en público.

La Casa Azul, que hubiera sido un representante estupendo para Eurovisión, se quedó fuera superado por la victoria de otro invento, Rodolfo Chikilicuatre, que interpretará el "Chiki chiki" que tanta controversia ha causado últimamente. Esto me da pie para abrir una nueva encuesta: estás de acuerdo con que "Baila el Chikichiki" sea la elección española? Preferías a La Casa Azul? O quizás a Coral, una perfecta imitación de Mónica Naranjo que quedó segunda en los votos telefónicos de la pésima gala de TVE? Yo creo que a Eurovisión no le hacía falta que nadie lo salvara; bastaba con enviar una buena canción. Gracias por votar :)

martes, 1 de abril de 2008

La jungla 4.0

No es ningún secreto que me encanta Bruce Willis y tolero casi todo lo que hace en cuestiones cinematográficas. Pero efectivamente, he dicho “casi”. Lo de “La jungla 4.0” ya va teniendo delito, sobre todo cuando una impresionante película de acción como “Jungla de cristal” acaba convirtiéndose en su cuarta entrega en un sinsentido de explosiones, coches destrozados y sobredosis de caídas inverosímiles.

Vayamos por partes. La primera película de
“Jungla de cristal”, dirigida por John McTiernan en 1988, se convirtió en un clásico del cine de acción. La segunda parte la olvidaremos como si no hubiera existido, puesto que dejar la secuela en las manos de un por entonces inexperto Renny Harlin no era la mejor decisión para perpetuar la saga. Sin embargo, McTiernan retomó la dirección en la tercera entrega logrando una película un poco más centrada que la anterior, la impagable presencia de un secundario de lujo como Samuel L.Jackson, con unos toques de humor muy bien ubicados y, eso sí, alguna que otra explosión más de la necesarias.

Doce años después, el infatigable John McClane vuelve a las pantallas bajo la dirección de (oh, qué miedo) otro realizador joven que cuenta en su haber con la saga vampírica “Underworld” y algunas colaboraciones en el departamento de arte a las órdenes de
Roland Emmerich (más miedo) en algunas de sus películas. Y efectivamente, el miedo se convirtió en terror y “La jungla 4.0” dirigida por Len Wiseman se convirtió en una tediosa sucesión de explosiones y efectos especiales que no por esperada resultó menos decepcionante.

*** Spoilers! ***

No hay mucho spoiler que destripar realmente, pero por si acaso. Resulta que
John McClane vuelve a estar en el lugar equivocado en el momento equivocado. Esta vez se ve envuelto en una maléfica trama para crear el denominado “caos total” en Estados Unidos, muy dependiente como casi todos los países hoy en día de la informática y la tecnología. El cerebro de tan malvada operación es un hacker que trabajaba como informático para la Agencia de Seguridad Nacional, al que rechazaron un plan para proteger mejor los archivos del país. Ahora, pretende demostrar que es el más listo y que los demás hicieron mal en despreciar sus ideas. Para ello, el plan es acceder a las cuentas bancarias del Gobierno y quedarse con todo el dinero. Prometedor, eh?

Pues nada, que los malos piden ayuda a un montón de hackers a los que les entusiasma participar en el proyecto y a los que tras agradecer sus servicios van matando religiosamente para que no puedan chivarse de nada. Pero uno tiene la suerte de ser detenido por McClane antes de que lo borren del mapa. A partir de entonces, sus vidas se convierten en una continua persecución contra el reloj en la que, además, se verá implicada la hija del policía, que ya está mayorcita y mantiene una difícil relación con papá desde que Holly Gennero se separó de él porque se pasaba el día fuera de casa desactivando bombas y salvando al país.

Y poco más. Una china practicando artes marciales, muchos coches por los aires, un par de tópicos sobre las agencias de seguridad americanas, breve aparición estelar de
Kevin Smith con muchos kilos de más y menos humor del esperado y un personaje como John McClane que parece que está amargado por la cercanía de la jubilación. Y colleja para los guionistas… por qué no pide McClane aspirinas en ningún momento??? Muy mal. La cinta en general es francamente aburrida y con un exceso de violencia gratuita que no viene a cuento en un grupo de informáticos listillos.

*** Fin de Spoilers! ***

Una buena película de acción no tiene por qué tener siempre un malo malísimo y un bueno que no se muere ni cayéndose desde una altura de veinte pisos. Nada de eso construye una obra interesante, ni el fuego por doquier, ni las patadas imposibles, ni los actores colgados de cables, lianas, cuerdas o agarrados de la puerta abierta de un coche al borde de un abismo. Todo eso es, definitivamente, aburrido! Para mantener vivo el espíritu de “la jungla” tenían que haber ido mucho más allá, volver a los orígenes del rascacielos Nakatomi, de la simplicidad de aquel Alan Rickman malo donde los haya (y familia) y crear una película más efectiva y menos efectista.

Si el objetivo del espectador es pasar un rato entretenido delante de la tele, viendo explosiones, coches estrellados y persecuciones, ésta es sin duda una muy acertada opción; si se espera algo más de esta película el visionado será decepcionante, aunque hay que reconocer que los efectos especiales están bien hechos. De creíble no tienen nada (sólo un poco más que el argumento…), pero son correctos. Todo es absolutamente previsible y falto de emoción, e incluso la música resulta repetitiva y pesada (por favor, dónde está algo como aquella marcha impresionante de
“Jungla de cristal. La venganza”!).

A pesar de todo, mi pasión por la saga de “Jungla de cristal” seguirá intacta puesto que ningún policía me ha gustado más que John McClane en todos estos años y nadie ha adaptado mejor un personaje a su propia piel como
Bruce Willis. Hay que decir que mejora con los años, como el buen vino.

Related Posts with Thumbnails